La versión global del Samsung Galaxy A90 aumentará la batería e incluirá soporte para 5G

Cuando Samsung anunció un nuevo giro para este 2019 con respecto a su serie Galaxy A, era de esperar que estuviera enfocado a la gama media en la que nos encontrábamos algo de vacío dentro de la compañía, sobre todo, tras haber prometido que iban a mejorar esta categoría la que no parece que hayan prestado demasiada atención en los últimos años; pero nuestra opinión cambió por completo en el momento en el que escuchamos hablar del próximo Galaxy A90.

Y es que la compañía parece haber destinado parte de esta serie a la gama más alta de su catálogo para que forme equipo con los S10 o Note 10 que entran en acción este 2019, y para que esto sea así veremos a este nuevo integrante con un procesador de última generación que sólo hemos visto en los buques insignia; pero no es el único detalle que debemos destacar porque, a falta de que nos desvelen cuándo aparecerá en el mercado, ya sabemos qué características incluirán en España.

A medida que se han ido desvelando los dispositivos que forman parte de la renovada gama A de Samsung, nos hemos dado cuenta que los han ordenado de menor a mayor a la hora de numerarlos, lo que ha convertido al Galaxy A80 en el mejor de la serie hasta el momento; y es que éste fue destinado como parte de lo mejor que nos podemos encontrar en la gama media con unas prestaciones bastante interesantes que se unen a un diseño igual de llamativo.

Pero parece que el A90 va a terminar confirmando esa idea que teníamos trayéndonos una ficha técnica aún mejor, protagonizada por el procesador Snapdragon 855 dejando a este modelo como parte de la gama más alta de este catálogo; aunque no será la única característica que nos vaya a atraer, porque podríamos encontrarnos también con soporte para redes 5G, por lo menos así será en el modelo global a la que hoy mismo hemos tenido la ocasión de echarle un ojo.

Además, también se ha desvelado que la compañía habría escogido una batería capaz de ofrecernos una gran autonomía, un tamaño de 4500 mAh que supera todavía más al A80 que en su momento nos impactó; y, como no podía ser de otra manera, nos encontraremos con una de esas pantallas que Samsung desarrolló hace unos meses, en concreto la Infinity-U que nos dejaría con una cámara frontal en un pequeño notch, así como un sensor principal en la espalda de 48MP.

No nos han confirmado todavía cuándo lo conoceremos de forma completamente oficial, pero es muy probable que tengamos que esperar hasta el próximo otoño, lo que dejaría al nuevo Note 10 con el tiempo suficiente para hacerse con el mercado que lleva esperándolo desde hace meses; pero habrá que ver si esta estrategia les surte efecto o se dan cuenta de que deberían recurrir a otras cosas.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *