Las compañías de EEUU tendrán que solicitar una licencia para vender sus productos a Huawei

Huawei ha pasado estos dos meses uno de los peores momentos de su carrera dentro del mercado de los smartphones, y es que Trump impuso un veto para poder colaborar con las compañías de su país por esos rumores de espionaje que salieron a la luz tras incluir al fabricante en la lista negra; pero la pesadilla parece que llegó a su fin en el G20 de Japón, donde los dirigentes de Estados Unidos y China se reunieron para hablar de la situación de la que no se dejaba de hablar.

Finalmente llegaron a un acuerdo y el veto fue levantado para que Huawei pudiera seguir vendiendo sus productos tanto en este país como en los demás gracias a los componentes que compañías como Google o Qualcomm les pueden proporcionar; pero parece que Trump tiene algo más pensado, y han creado una especie de licencia que deberá obtener cualquier empresa que vaya a hacer negocios con este fabricante para que el gobierno sepa que no será perjudicial para la seguridad.

Ha sido el secretario de comercio quien ha hecho el anuncio de forma totalmente oficial durante una conferencia del departamento, y es que el gobierno considera que esta situación no puede ser tan sencilla y considera que, todo aquel que quiera hacer negocios con este fabricante de smartphones, tendrá que demostrar que vender su tecnología a Huawei no va a poner en riesgo la seguridad nacional del país, lo que hará que la lista de espera para conseguir esa licencia sea muy larga.

En cambio, obtener este certificado no será tan sencillo como realmente nos pensamos, ya que Estados Unidos asegura que Huawei permanecerá en esa lista negra de entidades, por lo que las solicitudes se revisarán bajo lupa, y es muy probable que la mayoría de ellas no se terminen aprobando; dejando una probabilidad muy baja para que las compañías lo obtengan.

Cuando Trump y el presidente de la República China se reunieron en Japón, se prometió que el veto sería levantado, pero al ver que las instrucciones que tenía este departamento de comercio seguían dejando a Huawei en la lista negra, se creó mucha confusión sobre cómo se iba a resolver este asunto; y finalmente, la explicación ha llegado para generar aún más incertidumbre, porque recordemos que esta situación no está siendo muy beneficiosa para el fabricante de smartphones.

Veremos qué es lo que ocurre en el futuro con esta licencia que podría dejar a Qualcomm, Intel o Google fuera de juego, tres de los principales proveedores de Huawei a la hora de desarrollar sus teléfonos móviles; así que estaremos atentos a cualquier movimiento y, sobre todo, para conocer la fecha en la que comenzarán el plazo de solicitudes para obtenerla.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *