Nuevo Qualcomm Snapdragon 212, un chipset dispuesto a dar un vuelco a la actual gama baja

Mucho ha llovido desde que Qualcomm anunciara en 2015 la última renovación de su chipset más básico para teléfonos móviles, un cerebro bautizado como Snapdragon 212 que, a lo largo de estos últimos cuatro años, se ha mantenido intacto y sin ningún cambio; dejando todos los dispositivos más económicos desactualizados casi antes de llegar al mercado.

Qualcomm se ha hecho de rogar, y aunque hemos tenido que esperar varios años, la nueva generación de este procesador ya está entre nosotros. Un chipset anunciado bajo el nombre de Snapdragon 215 que, al menos sobre el papel, promete cambiar por completo la situación actual de los smartphones económicos que llegarán durante los próximos meses.

De entre todas sus novedades destaca la incorporación de una arquitectura de 64 bits, una mejora sustancial que llega junto a cuatro núcleos Cortex A53 a 1.3 GHz; combinación notablemente superior que, según Qualcomm, aumentará el rendimiento en hasta un 50% respecto a su generación anterior… al menos en el mejor de los casos.

Tampoco han querido dejar pasar la oportunidad de integrar el DSP Qualcomm Hexagon que ofrece soporte para procesamiento y reproducción de audio en sensores de baja potencia. No se olvidan tampoco de mejorar la eficiencia energética, así como la tecnología necesaria para acelerar el proceso de carga hasta un 75% gracias al sistema Quick Charge.

Tampoco se olvidan del terreno de la fotografía, ofreciendo en este caso soporte para sistemas fotográficos duales par sensores de hasta 8 megapíxeles; incluyendo lentes de profundidad o telefoto; pudiendo optar también por una única cámara de hasta 13 megapíxeles; ofreciendo en ambos casos la posibilidad de grabar vídeo FullHD de hasta 30 fps.

El nuevo Qualcomm Snapdragon 215 ya se encuentra listo y está produciéndose en masa, por lo que debería dejarse ver en los primeros teléfonos en algún momento de este 2019.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *