¿Pantalla plegable? Sí, IBM acepta el reto para incluir esta tecnología en un reloj inteligente

Los relojes inteligentes tuvieron su momento hace unos años, y ahora no es uno de los mercados con mayor catálogo de productos, pero sí que nos encontramos con algunos modelos dignos de mención por sus increíbles características; casos como el nuevo Nubia Alpha que contaba con una pantalla curvada y que se puede adaptar a nuestra muñeca, un diseño muy diferente a lo que nos hemos acostumbrado a lo largo de estos últimos años.

Pero este sector está en pleno momento de crecimiento a juzgar por la cantidad de cambios que nos estamos encontrando, y es IBM quien parece tener una idea clara de lo que espera para el futuro de estos dispositivos, preparando un reloj muy diferente que nos recuerda demasiado al modo en el que abrimos un mapa, diseño que nos llama la atención, sobre todo, por el aumento en el tamaño del teléfono, el cual se parece más a una tablet.

Los tamaños compactos están de moda porque son una buena forma de tenerlo en todo en un espacio pequeño, lo que ha llevado a que los fabricantes busquen diferentes métodos para que esto no sea un impedimento; diseños como el de los primeros teléfonos con pantalla plegable que todavía no ha llegado a calar en nadie porque ninguna de las compañías grandes ha hecho aún su gran aparición en el mercado con su correspondiente modelo.

A pesar de que esta tecnología no se ha podido comprobar al 100%, hay fabricantes que ya piensan en cómo mejorarla para el futuro y es IBM quien parece haber dado con la clave para incluir una pantalla similar en un reloj inteligente; un smartwatch plegable que acaba de aparecer patentado por parte de la compañía como un nuevo integrante de su familia que podría alcanzar el tamaño de una tablet con ese diseño tan característico que supondrá una gran revolución en el mercado.

La patente no muestra muchos detalles de cómo funcionará esta idea tan particular, pero podemos decir que nos encontraremos con un tamaño de reloj perfectamente normal con la pequeña peculiaridad a la hora de desplegarse; y es que éste alcanzará unas dimensiones que jamás nos podríamos imaginar para una simple pulsera inteligente, además de que nos encontraremos con aplicaciones adaptadas al formato de este dispositivo, al igual que con una tablet.

En realidad hace tres años que IBM solicitó esta patente a la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, pero no ha sido hasta ahora cuando se la han concedido por fin para que pueda hacer uso de ella como quiera; lo que supondrá que muy pronto podríamos verlo en escena para competir directamente con otros modelos como el Nubia Alpha del que os hemos hablado un poco más arriba. En cualquier caso, estaremos atentos para ver cómo continúa esta pequeña idea.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *