Samsung trabaja en un diseño llamativo y un tanto desconcertante que no a todos gustará

Está claro que hay que probarlo todo para poder decir si nos gusta o no. Aunque hay veces que sólo necesitamos ver una foto para saber lo que vamos a pensar. Algo que ha ocurrido en varias ocasiones con los diferentes teléfonos que han salido a la luz. Y es que hay modelos que se ganan ese papel a pulso por sus ideas disparatadas con respecto a según qué diseños.

Parece que Samsung quiere sumarse a esta lista con un nuevo terminal en el que está trabajando. Un teléfono que se abrirá a modo de muestrario de colores sin tener mucho sentido. Un diseño que acaba de patentar para introducir en el mercado en un futuro. Un dispositivo que podría dividir a los usuarios en dos grupos. O te gusta o no. Echémosle un ojo y lo valoráis por vosotros mismos.

Si ponemos un ojo en tiempo atrás nos encontramos con apuestas demasiado arriesgadas por parte de algunos fabricantes. Ideas como el Galaxy Fold que no levantó demasiadas pasiones en su momento. O incluso teléfonos como el ZTE con una especie de notch en un lateral, sobresaliendo del cuerpo del dispositivo. Aunque para gustos colores, y nunca mejor dicho.

Samsung ha patentado una nueva idea para un teléfono que podría ver la luz en el futuro. Un modelo que se abriría a modo de muestrario con tres pantallas que nos proporcionaran una experiencia totalmente diferente. Pero no nos atrae demasiado el hecho de que hayan tenido que recurrir a un marco más grande para que todas ellas puedan estar unidad entre sí.

No nos queda muy claro cuál es el objetivo real de este teléfono. Tengamos en cuenta que actualmente la solución para la multitarea es la que viene de serie en Android. Por lo tanto, son muchas las incógnitas que nos guarda este dispositivo tan misterioso. Tal vez nos pueda servir para que dos usuarios lo puedan utilizar su la vez al margen de en lo que estén trabajando.

Nos va a tocar esperar a que sea la propia Samsung quien nos esclarezca esta información y nos desvele cuál es si propósito. Mientras tanto, vamos a jugar a decir los 100 posibles usos de un objeto cualquiera con este teléfono. ¿Qué opináis vosotros? ¿Realmente pensáis que es una apuesta buena o demasiado arriesgada?

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *