Así es el Amazfit X: Huami se atreve con un reloj inteligente flexible

¿Para qué diseñar un reloj plano y aburrido si podemos darle un poco de curvas? Nubia tiene muy clara esta respuesta, porque ya nos sorprendió el pasado mes de febrero con un smartwatch flexible que podía adaptarse a la forma de cualquier muñeca. Pero parece que no es la única compañía actual que ha pensado en ello, sino que vemos cómo a Xiaomi todavía le gusta innovar.

Lo hace en esta ocasión renovando su familia de productos Huami. Donde vemos al nuevo Amazfit X aparecer en el catálogo con un concepto algo más rígido del que ya conocemos. Un reloj inteligente con forma curvada que será el deleite de todos los usuarios con unas prestaciones también de lujo. Un dispositivo con el que amplían la gama de productos de un fabricante en pleno auge.

Este último año hemos visto cómo Xiaomi se ha adentrado en terrenos totalmente diferentes a los que estaba acostumbrado. De esta forma hemos visto cómo su marca Redmi se ha hecho totalmente independiente para que sus teléfonos puedan destacar aún más. Estrategia que les ha servido de sobra para superarse a sí mismos con unos resultados que jamás creyeron que podrían ver.

Ahora, parece que quieren seguir la misma estrategia con otro de los sectores de su extenso catálogo. Y es en el nuevo Amazfit X donde vemos una gran revolución con un diseño increíble. Ese con pantalla curvada y algo más rígido que lo que nos ofreció Nubia en su momento. Un cambio totalmente diferente a lo que nos podíamos esperar y que no deja a nadie indiferente.

Este panel tiene un tamaño de 2.07 pulgadas y está integrada en la propia estructura metálica del reloj, que es donde se almacena toda la circuitería del dispositivo. No obstante, hay un pequeño “pero” en esta información. Y es que este Amazfit X, a pesar de que la compañía lo ha llegado a presentar, no es más que un simple concepto que no verá la luz hasta la primera mitad del 2020.

Veremos entonces qué ocurrirá con este lanzamiento y, por supuesto, cuál será su precio definitivo de cara a cada uno de los diferentes mercados. ¿Nos sorprenderán con algún detalle llegado el momento? ¿Será tan buena idea como lo parece?

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *