Google decide dejar fuera de las actualizaciones al primer Chromecast de su catálogo

Parece que todo lo que tiene que ver con las actualizaciones de Google está enfocado a los teléfonos móviles, pero la experiencia nos ha demostrado que no es así. Hay otros productos igual de importantes dentro de este catálogo que también se merecen grandes mejoras. De esta forma se consiguen resultados mucho más llamativos de cara al futuro inmediato de cada compañía.

En esta categoría podemos meter al Chromecast. Ese dispositivo con el cual nuestras televisiones se convierten en Smart TV para poder enviar información desde nuestros smartphones. Y, al igual que éstos, hacen uso de un software desarrollado por la propia Google. Además, llega un momento en el que también están exentos de recibir nuevas actualizaciones. Y parece que ese día ha llegado.

El pasado año 2013 fue el escogido por los de Mountain View para lanzar su primera generación. Esa en la que sólo nos encontrábamos con una especie de pen drive de color negro con una salida HDMI. Diseño que, con el tiempo, se ha ido cambiando hasta un tercer modelo que nos ha sorprendido en muchos otros aspectos. Aprovechando las nuevas tecnologías de resolución 4K.

Pero este último no es el que nos interesa hoy. Sino aquel primero que ha destacado antes por parecer un simple pen drive. Y es que, como todo aparatado tecnológico, tiene sus días contados. En este caso, han sido 6 los años que han tenido a este dispositivo recibiendo ligeras mejoras en su funcionamiento. Lo que, tras ese tiempo, parece que ya no es como realmente nos pensábamos.

Nada es eterno y, lo volvemos a ver con la huida de Google a la hora de actualizar su Chromecast original. Un momento en el que dejan a los usuarios que todavía disfrutan de él un tanto abandonados de cara al futuro. Aunque la compañía nos ha querido aclarar que sí tendrá actualizaciones de seguridad y correcciones de errores.

En cualquier caso, no olvidemos que la segunda generación no tardó en llegar demasiado. Por lo cual, la noticia tampoco nos impacta demasiado. Veremos qué ocurre con los pocos que sigan confiando en ese primer Chromecast. ¿Los usuarios llegarán a notar alguna diferencia?

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *