Google dejará de compartir las grabaciones de sus Google Home y Assistant en Europa

La privacidad se ha convertido hoy en día en uno de los puntos más importantes cuando hablamos de un teléfono inteligente. Y es que con la cantidad de información que tenemos en ellos, es muy fácil que alguien pueda verlo. Pero este sector no es el único que corre peligro, y son lo altavoces inteligentes otro de los más importantes. Es aquí donde entran los Google Home.

El pasado mes de julio nos llegó una noticia entorno a estos dispositivos. Donde hablaban de que la compañía estaba compartiendo con terceros algunas de las conversaciones que se graban con ellos. Algo impactante que nos volvió a sacar a la luz el tema de la privacidad. Tras esto, algunos organismos se pusieron en contacto con ellos, y en Alemania han conseguido que la compañía pause esa práctica durante un tiempo determinado.

En los últimos años hemos sido testigos de la cantidad de filtraciones que han salido desde los teléfonos de muchos famosos. Información que, con los dispositivos de antes, habría sido mucho más difícil. Y con el paso del tiempo, este asunto parece haberse agravado. Incluso hemos tenido un episodio sobre el veto impuesto a Huawei por parte de Estados Unidos por espionaje.

Este asunto está a la orden del día, y que Google vaya ofreciendo nuestras conversaciones a terceros, no ayuda en nada, a pesar de que aseguran utilizarlo para mejorar su sistema de reconocimiento de voz. Aunque esto no ha detenido a un órgano regulador alemán, el cual ha salido a defender los derechos a la privacidad del usuario. Y han conseguido que esta práctica quede en pausa durante un tiempo.

En concreto, serán tres los meses que el territorio europeo tendrá algo más de libertad. Y es que esas grabaciones no eran sólo las que nosotros autorizábamos con el comando correcto. Sino que cogían datos que dábamos cerca del altavoz, mientras hablábamos con otra persona. Por lo tanto, han puesto sus cartas sobre la mesa y han pedido a Google que frenen un poco por el bien del continente.

Eso sí, en esta medida entran sólo las transcripciones de los audios hechas a mano. Por lo tanto, nuestros dispositivos estarán durante un tiempo sin aprender cosas nuevas gracias a la intervención humana, y sólo lo hará con los sistemas automatizados que Google ha implementado en ellos.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *