La cámara del Moto G7 Plus se sitúa a la altura del Galaxy S6, según DxOMark

Motorola es una de esas compañías de toda la vida que siempre nos han sorprendido con su gran catálogo. Aunque de un tiempo a esta parte hemos visto cómo esos resultados no eran del todo buenos. Con dispositivos como el nuevo Moto E6 que no es precisamente de los mejores que nos podemos encontrar en el mercado. Pero esos números ascendieron en el momento en el cual vimos aparecer en escena a su serie Moto One dentro del programa Android One.

No obstante, todavía son varias las series de teléfonos que protagonizan a este catálogo. Y son los Moto G que en su momento se ganaron un gran cariño de los usuarios por sus grandes características a precios más que asequibles. Pero los años no pasan en balde, y podemos ver que el Moto G7 Plus no sale precisamente muy bien parado con su cámara a su paso por DxOMark.

En 2013 inició una de las series con más carisma del mercado que había en aquél entonces de los teléfonos. Una familia de smartphones que Motorola ha tratado siempre con cariño a lo largo de las diferentes generaciones que han protagonizado a la marca. Hasta que este 2019 le ha tocado el turno a la séptima generación, la cual llegó con su correspondiente variante Plus con mejores prestaciones.

Dentro de estas características superiores nos encontramos con una configuración de doble cámara compuesta por una lente de 16MP y otra gran angular de 5MP. Ésta última con estabilización de imagen óptica, así como la posibilidad de detectar la profundidad en el Modo Retrato. Detalles que en papel pueden parecer interesantes, pero que en el momento de la verdad pierden algo de fuerza.

Así nos lo han demostrado en el análisis que ha hecho DxOMark en su web. Donde descubrimos que, tras evaluar más de 1500 imágenes y 2 horas de vídeo, el moto G7 Plus se queda con unos mediocres 80 puntos que lo sitúan a la misma altura del Samsung Galaxy S6. Puntuación que obtiene haciendo una media con los 84 de la fotografía y los 72 del vídeo.

Vemos que los puntos más débiles en las imágenes se encuentra la baja exposición al objetivo, o el hecho de que el modo Bokeh falle tanto que a veces ni siquiera se activa. En cuanto al vídeo, sabemos que el Moto G7 Plus se queda un poco más débil. Además de que el enfoque automático no funciona lo suficientemente bien, llevando a que la estabilización no sea del todo correcta.

Por lo tanto, podemos decir que este Moto G7 Plus no destaca precisamente por su apartado fotográfico. Así que, aquellos usuarios que busquen sencillez y, sobre todo, sean plenamente conscientes de su presupuesto; pueden estar satisfechos con el resultado que nos ofrece éste. Aunque, si tenemos en cuenta el rango de precios en el que compite, no habría estado mal encontrarnos con una mayor calidad.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *