El Redmi K20 Pro tan potente y económico como fuerte en su primer test de resistencia

A día de hoy sigue sorprendiéndonos que Xiaomi haya tomado la decisión de expandir su mercado a otros terrenos más arriesgados. Una gama alta totalmente renovada en la que los precios ya no serían tan altos como lo han sido hasta ahora. Y así fue como llegó a la luz el nuevo Redmi K20 Pro, un dispositivo que salía en esa marca independiente que se separó a comienzos de este año.

Pero, son tantas las expectativas que hay en este tipo de dispositivos, que estamos deseando saber hasta qué punto compensa adquirir uno de ellos con su correspondiente precio rebajado. Y parece que el Redmi K20 Pro promete una gran resistencia a juzgar por el primer test al que ha tenido que enfrentarse, y en el que nos ha demostrado que tiene un cuerpo de gama alta en toda regla.

El vídeo comienza como todos los que hace este youtuber. Donde nos empieza a mostrar el funcionamiento del teléfono antes de comenzar con la tortura. Un momento que dedica a probar ese mecanismo emergente que tiene su cámara frontal. Diseño que parece haberse convertido en la clave a la hora de aprovechar aún mejor esa superficie para la pantalla.

En la escala de Mohs descubrimos que el Redmi K20 Pro, a pesar de que utiliza un cristal Gorilla Glass 5, nos ofrece el mismo resultado que en el reciente Galaxy Note 10 que utiliza un hardware mejor. Demostrando que en el nivel 6 es donde empieza a presentar las primeras señales, con algunas más profundas en el siguiente.

Tras esto, es el turno de comprobar cuál es el material que han utilizado para los marcos, los cuales está demostrado que se quedan con el aluminio. Al contrario que ese módulo emergente de la cámara frontal, el cual ha utilizado el plástico para, suponemos, rebajar algo del coste final. Lo que no parece haberse repetido en la espalda, que sigue recurriendo al vidrio.

El youtuber insiste mucho en el lector de huellas que se esconde bajo la pantalla. El cual no parece verse afectado en ningún momento por muchos arañazos que tenga encima. Su velocidad sigue siendo la misma, y eso sorprende mucho. Lo mismo que ocurre cuando pone la llama de un mechero en ella. Donde no parece quedarse ninguna marca permanente una vez la retiramos.

Pero la prueba de fuego real, viene justo al final. Donde se intenta doblar sin llegar a ver ninguna señal de rotura. Lo que convierte a este Redmi K20 Pro en un dispositivo digno para la gama alta que no destaca solo por sus características o su precio, sino también por contar con una resistencia de primera categoría que nos permite una duración del dispositivo bastante extensa.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *