La disputa EE.UU vs Huawei deja unos Mate 30 sin Google Services ¿Qué significa esto?

Que Huawei no puede utilizar tecnología propiedad de compañías norteamericanas no es algo precisamente nuevo a estas alturas. Sobre este gigante recae un veto que los impide utilizar aspectos clave para la creación de sus productos, incluyendo el Android de Google, elemento indispensable para un fabricante que actualmente usaba este SO en todos sus smartphones.

La división de telefonía propiedad de este fabricante asiático parecía encontrarse al borde del precipicio, pero con sus últimos Huawei Mate 30 y Mate 30 Pro ha demostrado tener un futuro lejos de la gran G. Sus últimos buques insignia utilizan EMUI 10 sobre en Android 10 AOSP, es decir, una alternativa basada en el código abierto de este SO dónde o habrá apps y servicios propiedad de Google. ¿Pero que significa esto exactamente? Vamos a verlo.

Para entenderlo, antes debemos saber que este sistema operativo se divide en dos. En primer lugar, tenemos la versión comercial que vemos en casi cualquier teléfono, esa con todas las apps y servicios propiedad de la gran G sólo disponible previa certificación. También tenemos la conocida como Android AOSP, una alternativa libre y de código abierto dónde no existe ningún añadido, sólo ofrece lo básico para funcionar.

Para evitar el bloqueo estadounidense, en Huawei decidieron incluir Android AOSP en sus nuevos Mate 30 y Mate 30 Pro. Una alternativa libre y al margen del veto que, pese a esquivar estas limitaciones, también tiene inconvenientes; siendo su limitación para usar la Play Store o su capa de seguridad Play Protect las más notables.

Efectivamente, estos teléfonos ofrecen Android 10 bajo EMUI 10, pero en esta ocasión sin soporte de la gran G. En su lugar, tendremos los nuevos Huawei Mobile Services, propuesta enfocada a suplir la ausencia de los servicios de Google. Éstos serán quienes se encarguen de proporcionarnos elementos como geolocalización, pagos móviles o servicios en la nube.

¿Qué apps podré descargar?

Otro ausente será la Google Play Store, tienda de aplicaciones que en Huawei han sustituido por una opción propia a la que han bautizado como AppGallery. Esta alternativa ofrece en la actualidad más de 11.000 apps y juegos, unas cifras interesantes a priori que, por desgracia, no son tan llamativas como quieren aparentar. Entre ese gran abanico no encontramos ninguna de Google o Facebook; teniendo grandes ausentes como WhatsApp, Youtube o Instagram.

Buscando minimizar el impacto, en Huawei se han comprometido a mejorar su AppGallery con una inversión de mil millones de dólares que invertirán en financiar desarrolladores, marketing y crecimiento de usuarios. También esperan ser capaces de automatizar la ausencia de algunos grandes ausentes en su propia tienda durante el primer arranque de los Mate 30.

Lógicamente, el usuario siempre podrá buscar e instalar APKs en otras tiendas o páginas web que nos suministren las mismas; una opción interesante que, por desgracia, también implica algunos contras relacionados con la seguridad e integridad del dispositivo. También existirá la posibilidad de instalar los servicios de Google externamente; pero en este caso el proceso es más complejo y requerirá acceso a los permisos root y algunos conocimientos específicos.

¿Y que ocurre con las actualizaciones?

En lo que respecta a las actualizaciones del sistema, esta firma no debería tener inconveniente alguno en llevar las últimas versiones a sus teléfonos con Android AOSP. Es cierto que no tendrán acceso a las novedades propias del “Android de Google”, y no descartamos algunos retrasos derivados de la no colaboración de sus partners, pero actualizaciones habrá.

Respecto a los teléfonos lanzados con anterioridad, todo seguirá como hasta la fecha. Modelos como el Huawei P30 o Mate 20 Pro podrán seguir usando los servicios de Google, podrán descargar aplicaciones desde la Play Store y recibirán parches de seguridad como hasta ahora.

Aún no sabemos que ocurrirá en un futuro, pero son muchos quienes abogan por un acuerdo entre Estados Unidos y Huawei. De darse esta situación, este gigante asiático no debería tener inconveniente en colaborar con Google y certificar sus Mate 30 y Mate 30 Pro. Sólo el tiempo nos dirá como terminará esta disputa que no parece tener una solución a la vista.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *