Nokia sigue escalando puestos gracias a sus ventas, pero no es exactamente como pensamos

Si hay un fabricante que puede demostrarnos la constancia, esa es Nokia. Marca que lleva tan sólo dos años y medio entre nosotros desde su regreso al mercado. Tiempo suficiente para que se haya convertido en una de las compañías más buscadas por los usuarios. No podemos olvidar el éxito que tuvo hace algunos años con esos teléfonos irrompibles por los que fueron mundialmente famosos.

Ahora que se han adentrado en el terreno de los smartphones, no dejamos de ver grandes números en sus ventas. Hasta que han conseguido incluso a mejorar las cifras de la propia Sony que dominó el mercado en su tiempo. Pero las cosas no son tan bonitas como realmente parece, y es que estos resultados no hablan de los teléfonos inteligentes, sino que premian a los feature phones.

A pesar del tiempo que ha pasado, todavía sigue habiendo gente que dice que Nokia ya no hace teléfonos. No sabemos muy bien cuál es el problema, pero lo cierto es que esa cantidad de personas es bastante más alta de lo que nos podríamos haber pensado. Lo que no impide a la compañía preparar teléfonos que estén a la altura de los tiempos que corren y esas tecnologías tan nuevas.

No obstante, en HMD Global saben que la marca es más conocida por sus grandes clásicos, razón por la cual no dejan de versionarlos y adaptarlos a lo que los usuarios necesitan ahora. Como es el caso del mítico Nokia 3310 que todos hemos tenido y que disfruta de redes 4G en una de sus versiones. Y, lejos de lo que nosotros podamos pensar, éstos vuelven a ser los grandes demandados de la firma.

La prueba de ello está en los últimos resultados que se han dejado ver del último trimestre. Donde comprobamos que la compañía ha alcanzado las 16.8 millones de ventas en sus dispositivos. De los cuales, 12 millones corresponden a esos feature phones. Lo que resulta en un 75% del total que han obtenido, dejando a los smartphones en menos de 5 millones.

Esto llama mucho la atención teniendo en cuenta los tiempos que corren. Es raro ver que los usuarios prefieren este tipo de dispositivos a los teléfonos inteligentes. Suponemos que muchos de estos casos tendrán algo que ver con aquellos que tengan una segunda línea para el trabajo. Así que podemos decir que HMD Global no lo está haciendo nada mal y no dudamos en que conseguirán aún mejores resultados en el futuro.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *