Sony Mobile cerrará su cuartel en Europa como parte de su plan para reducir costes

Hubo un momento en el que Sony consiguió situarse entre los fabricantes con más teléfonos vendidos del mundo, una posición dominante que, debido a la feroz competencia ejercida por diversos fabricantes durante 2010, terminó hundiendo a esta compañía en una profunda crisis de la que en pleno 2019 aún no han sido capaces de resurgir.

Su división de telefonía sigue cuesta abajo y sin frenos nueve años después, razón que llevó a este fabricante a iniciar una importante restructuración para reducir costes drásticamente. Su primera medida afectó directamente a su cuartel general de Sony Mobile en Europa, dónde en su momento despidieron a 200 trabajadores. Una medida que resultó insuficiente, por eso han tomado una drástica decisión en torno al futuro de esta división.

Para ponernos en contexto, es importante saber que Sony Mobile cuenta con dos sedes en la actualidad. La primera se encuentra ubicada en Japón y no parece haberse visto muy afectada por esta ronda de recortes, mientras que la segunda está situada en Suecia y no parece tener la buena salud disfrutada actualmente por su versión nipona.

Al parecer, los 200 despidos realizados en su cuartel general sueco hace unos meses no dieron el resultado que esperaban. De hecho, Sony ha terminado por tomar una drástica decisión en busca de volver a los números verdes con sus teléfonos móviles: éste echará el cierre durante los próximos meses, dejando a sus más de 60 trabajadores en una difícil situación.

Las declaraciones de Stefan Andersson, gerente de la base en Suecia, han sido las siguientes:

Tenemos un objetivo de recortes bastante difícil y hemos visto que los 200 puestos que notificamos en noviembre no son suficientes. Lamentablemente veremos nuevos puestos perdidos. En total, unos 260 puestos están en riesgo de ser eliminados durante este periodo de dos años.

Este movimiento llega como parte de esa reestructuración que pasaba por acabar con la independencia de Sony Mobile. En su lugar, esta división pasaría a reagruparse con aquellas enfocadas a las televisiones, sonido y cámaras; dando lugar a un conglomerado que ya está en marcha bajo el nombre de Sony Electronics Products and Solutions.

Por suerte para sus trabajadores, esta compañía hará un gran esfuerzo para evitar tener que prescindir de ellos. En su lugar, se intentará trasladar a la mayoría a Sony Nordic, otra división de esta compañía que, al menos actualmente, se encuentra ubicada en Dinamarca. Veremos si finalmente los nipones cumplen con sus palabras y evitan nuevos despidos masivos.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *