Google fija una fecha final a Android 9 Pie para arreglar los problemas de fragmentación

Todos hemos sido testigos durante estos últimos años de lo que ocurría con las actualizaciones de Android unos meses después de su correspondiente despliegue. Y es que todavía cuando estábamos esperando a que la última versión saliera a la luz, algunos fabricantes nos sorprendían lanzando Android Pie a muchos de sus dispositivos más conocidos.

Por eso, desde Google no hemos dejado de ver cómo han estado trabajando en endurecer la política de actualizaciones. Medidas que consiguieron reducir un poco la fragmentación, pero las cosas siguen sin funcionar como corresponde. Por eso, la compañía con sede en Mountain View ha tomado la drástica decisión de ponerle fecha de caducidad a Android 9 Pie por fin.

Como lo leéis. Antes la caducidad estaba sólo en los alimentos, pero en un mundo cada vez más tecnológico, es de esperar que esto se termine trasladando a este sector también. Y es que no es lógico ver que teléfonos que llevan relativamente poco en el mercado tardan tantos meses en recibir la última actualización de Android. De hecho, todavía a comienzos de este verano veíamos cómo algunos recibían la versión que salió en agosto de 2018.

Es precisamente ésta la que parece ser el siguiente objetivo de la compañía. Y es que, en un momento en el que Android 10 debería estar llegando a los primeros teléfonos, estamos viendo que los que salen a la luz todavía lo hacen con la anterior actualización. Por eso, desde Google han querido ser tajantes: Android Pie tiene los días contados.

No os asustéis. Esto no quiere decir que vayan a dejar de lanzar parches de seguridad, sino que vamos a ver unas medidas más drásticas para poder corregir el gran desajuste que han con las actualizaciones:

  • Los móviles que salgan a partir del próximo 31 de enero de 2020, deberán salir con Android 10 si quieren obtener la certificación de Google.
  • Aquellos fabricantes que quieran lanzar Android 11 en sus teléfonos, deberán tener sus teléfonos totalmente actualizados a Android 10.
  • Android Oreo 8.1 (Go edition) seguirá certificándose hasta el 31 de octubre de 2019, pero no ha fijado ningún término para las siguientes versiones todavía.
  • Google ha dejado de certificar nuevos modelos con Android 8.1 ni actualizaciones.

Veremos qué ocurre con estas nuevas medidas y si las compañías lo toman en consideración para poder abolir por fin este problema. Así que estaremos atentos para ver cuál es la reacción de los fabricantes y si están dispuestos a seguir las normas. No hay duda de que Google se ha puesto seria, y si no que se lo digan a Huawei. Tendrán que valorar si les compensa o no.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *