Los resultados de Sony en el tercer trimestre del año no son del todo alentadores

La situación de Sony no parece querer remitir bajo ningún concepto. Y es que su decisión de mantener un diseño lineal en sus últimas generaciones les ha pasado factura quedando por detrás de sus principales rivales. Lo que ha hecho que otros fabricantes se aprovechen de la situación ganándose esos puestos que en su momento fueron de la compañía nipona.

Ahora, y antes de que el mes finalice, Sony ha publicado sus resultados financieros del último trimestre, dejando malas noticias para la división móvil. Y es que ya en el segundo período del año vimos unas cifras escandalosas, lo que parece que en esta ocasión se ha terminado agravando todavía más. Porque en esta tercera parte, la compañía ha alcanzado mínimos.

Está claro que no se puede estar en lo más alto siempre. Por lo menos, no cuando hablamos de un mercado tan variable como es el de los teléfonos móviles. Y es que aquí nos encontramos con una diferencia abismal cuando los fabricantes no se suman a las nuevas tecnologías, dejando todo ese espacio a sus rivales para campar a sus anchas.

En el informe que acaba de publicar Sony hemos vuelto a ver los resultados de esa mala decisión. Donde descubrimos que en el tercer trimestre de este 2019, la compañía ha alcanzado las 600 000 ventas en sus dispositivos móviles. Lo que se traduce en un 34% menos con respecto al período anterior, que ya era bastante malo.

Llama la atención este resultado, sobre todo porque la compañía estimaba unas ventas de 5 millones de terminales, número nada cercano al que han terminado consiguiendo. Además, hemos podido ver que Huawei alcanzó esa misma cifra en tan sólo un día, lo que pone más en riesgo el futuro de este fabricante nipón que, por otro lado, se resiste a abandonar el mercado.

Está claro que no hay planes de deshacerse de la división móvil. Prueba de ello está en que siguen buscando nuevas formas de atraer al usuario. Sobre todo, en aspectos como el apartado fotográfico del futuro de sus dispositivos. Así que, veremos qué ocurre en 2020 con esta familia de smartphones que se resiste a abandonarnos a todos.

Nerea Cova

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno, y ésta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *