¿Tenías un Samsung Galaxy S4? Podrías recibir hasta 10 dólares como indemniazción

Mucho ha llovido desde que Samsung anunciase su Galaxy S4. Un teléfono lanzado en algún momento del 2013 que, al menos por aquel entonces, llegaba al mercado para convertirse en el mejor buque insignia del momento. Objetivo que consiguió alcanzar entonces, pero no sin verse envuelto en alguna polémica capaz de quitarles el sueño.

En un momento dónde la potencia y rendimiento era vital en la telefonía, Samsung decidió engordar los resultados de su último gama alta de forma artificial. Lógicamente, sus usuarios no tardaron en descubrir que este teléfono inflaba su potencia en algunos benchmarks, una práctica no muy bien recibida capaz de dar paso a un proceso judicial… que termina ahora.

Numerosos usuarios decidieron unirse en un largo litigio legal que, tras años de batallas en los juzgados de Estados Unidos, al fin tiene su recompensa. Todos los usuarios afectados por sus trampas en los test de rendimiento podrán acceder a una indemnización, aunque no es tan cuantiosa como esperaban la inmensa mayoría.

Tal y como dicta la sentencia, Samsung está obligada a abonar 10 dólares a cada propietario de uno de estos teléfonos. Un importe que, pese a antojarse muy bajo, serán bienvenidos por quienes tuvieron uno de estos dispositivos… hace ya más de seis años.

Dicha indemnización se abonará a cada usuario próximamente. Será la propia Samsung quien se encargue de contactar con todos los “afortunados”. Lo hará mandando un corre electrónico a la cuenta en la que se hubiera registrado el Galaxy S4 en cuestión, indicando en el mismo todos los pasos a seguir para acceder a la misma. Está por ver si ésta se limita únicamente a Estados Unidos o si, finalmente, se extiende a todos los lugares dónde se comercializó.

Por si no fuera suficiente, en la sentencia también se recoge que Samsung no podrá volver a hacer trampas en un test de rendimiento hasta, como mínimo, 2024. Una condena que, al menos en este último caso, no debería suponer un gran problema para los surcoreanos.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *