Google entra al mercado de los wearables tras adquirir Fitbit por 2.100 millones de dólares

Días atrás arrancaba una ronda de rumores dónde, con una alarmante precisión, se especulaba con la entrada por la puerta grande de Google al mercado de los wearables. Un mercado aún por descubrir que, pese a sus fracasos registrados en el pasado, no parecen tener intención de abandonarlo en un futuro próximo.

Las diferentes informaciones que han llegado en los últimos días estaban en lo cierto, la gran G ha decidido sacar la cartera para adquirir Fitbit. Esta compañía había convertido los wearables en su único mercado, y todo con una reputación bastante consolidada. Razón suficiente para que en Mountain View hayan optado por adquirir este gigante en su sector.

Acaba de confirmarse, Google acaba de salir de compras para hacerse con Fitbit. Adquisición cerrada formalmente tras el desembolso de 2.100 millones de dólares que, una vez acabe de ser aprobada por los organismos correspondientes, dará el control a la gran G de un gigante dentro del mercado de los wearables.

Todavía desconocemos las intenciones de los de Mountain View para esta compañía, aunque todo apunta a una gran independencia entre ambas empresas. De hecho, en Alphabet no han tardado en salir a la palestra para prometer que, al menos por ahora, no tienen intención de usar los datos recogidos en su nueva adquisición para su red de anuncios personalizados.

Aún no se conocen cuáles son sus intenciones, y aunque será necesario esperar algún tipo de confirmación, está claro que uno de sus primeros pasos será sumar al portfolio de esta compañía un smartwatch con su ecosistema como protagonista. El empuje que Wear OS y sus diferentes apps como Youtube Music o Google Assistant necesitaban.

Tras esta adquisición, también cierran el círculo que abrieron a principios de 2019 con la compra de una división de Fossil. Inicialmente, la finalidad de este movimiento no era otro que crear su propio smartwach híbrido; pero los últimos acontecimientos dejan a la vista unos planes muchos más ambiciosos para el mercado de los relojes inteligentes.

Es pronto para valorar la rentabilidad de esta compra, pero debemos admitir que Google tiene las cosas mucho más fáciles a partir de ahora. Veremos si sabe desenvolverse con soltura en un mercado dónde, al menos hasta este momento, no ha conseguido replicar el éxito logrado con otras propuestas de hardware como sus smartphones o altavoces inteligentes.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *