Los brotes vedes vuelven a Samsung tras arrancar su 2019 con una caída de beneficios

Estamos muy cerca de ver como el 2019 toca su fin, y como viene siendo habitual, numerosas compañías han comenzado a publicar sus resultados financieros. Un movimiento pensado para mostrar el crecimiento a sus accionistas en la mayoría de ocasiones que, en nuestro caso, nos sirve para valorar las cifras registradas a lo largo del último año.

Samsung ha sido la última en poner su último informe sobre la mesa. Resultados financieros dónde podemos ver cómo, tras un inicio del 2019 dónde registraron una caída de beneficios cercana al 60%, sus finanzas parecen recuperarse. Una ligera mejora en sus cuentas que refleja una recuperación necesaria para este gigante surcoreano.

Las buenas cifras vuelven a hacer acto de presencia en sus cuentas. Los últimos resultados revelados por este gigante muestran unos ingresos de 7,78 trillones de won, un incremento del 17,88% con respecto al segundo trimestre de 2019 que, lamentablemente, siguen siendo en torno a un 50,7% inferiores respecto a las registradas en el mismo trimestre del año anterior.

Galaxy Note 10 como salvador

Ha sido su división de IT & Mobile, quien se encarga de sus teléfonos móviles, quien mayores beneficios ha registrado. En concreto, ésta ingresó 29,25 trillones de won dónde, según las cifras reveladas, 2,92 trillones de won se convirtieron en beneficios. Cifras que se convierten en el 39.20% de los beneficios conseguidos durante todo el último trimestre.

Unas cifras muy positivas que, según revelan, han sido gracias a lanzamientos como su recién anunciado Galaxy Note 10 y Note 10+. También mencionan su serie Galaxy A como partícipe de estos jugosos beneficios, aunque no han querido revelar detalles como cuáles han sido los modelos más vendidos o las cifras reales cosechadas por cada uno de estos.

También encontramos una importante subida en su división de pantallas, la cual ha cosechado una subida beneficios del 56% con respecto al Q2 2019. Por ahora “únicamente” suponen 1,17 trillones de won en beneficios, siendo un incremento en los pedidos de paneles OLED quienes han propiciado este incremento tan interesante para sus cuentas.

Otras divisiones siguen cayendo

Su división de semiconductores era en el pasado un pilar clave para sus cuentas, llegando incluso a registrar 13,65 trillones de won en el tercer trimestre de 2018. Unas cifras que en tan sólo un año han caído exactamente a la mitad, suponiendo un duro golpe para sus cuentas.

Desde Samsung, aseguran que una menor demanda en chips NAND y DRAM debido a las incertidumbres macroeconómicas y ajustes de inventario son los culpables. Han asegurado que la situación ha empezado a mejorar y debería seguir la tendencia en el futuro.

Por si no fuera suficiente, este fabricante surcoreano prevé una mayor demanda propiciada por los dispositivos 5G y pantallas plegables. Dos mercados dónde pretenden ser pioneros e invertir todos sus esfuerzos para seguir impulsando su crecimiento. Veremos si finalmente consiguen estar a la cabeza y aumentar aún más sus beneficios trimestrales.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *