Los Google Pixel originales no recibirán nuevas actualizaciones por parte de su fabricante

Desde la entrada de Google en el terreno del hardware, todos sus teléfonos móviles se han caracterizado por ofrecer un soporte de software sin competencia. No sólo eran los primeros en recibir las últimas actualizaciones Android, sino que también recibían todas las novedades durante mucho más tiempo. Pero, lógicamente, esta ventaja tenía fecha de caducidad.

Los primeros Google Pixel y Pixel XL se anunciaban en octubre de 2016. Desde entonces, estos teléfonos han estado recibiendo tanto las nuevas versiones de Android como sus respectivos parches de seguridad mensuales. Un soporte excepcional que, por desgracia, acaba de llegar a su fin con la última actualización de seguridad para noviembre de 2019.

En Mountain View acaban de iniciar el despliegue del parche de seguridad Android para noviembre de 2019 y, curiosamente, entre los afortunados no se puede encontrar ninguno de los Pixel originales. Un movimiento previsible que, como es lógico, sólo puede terminar con un paso muy desagradable para todos los propietarios de estos dispositivos.

Efectivamente, los primeros Pixel ya no recibirán más parches de seguridad. Una decisión anunciada por Google años atrás en su página de soporte, lugar dónde dejaron muy claro en su momento que el final de estas actualizaciones tendría lugar en octubre de 2019.

Por si no fuera suficiente, también dejan de garantizar asistencia online o telefónica. Esto no significa necesariamente que vayan a dejar tirados a sus usuarios, pero es interesante ver como este soporte se limitará, a partir de ahora, a corregir vulnerabilidades muy graves y/o atender problemas muy concretos que puedan surgir en un futuro.

Es una lástima conocer una noticia así, pero todos sabíamos que este exquisito soporte de software no iba a durar para siempre. Larga vida a los Google Pixel y Pixel XL.

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *