Energy Frame Speaker, análisis: un altavoz dónde el arte se convierte en protagonista

Con la aparición de los teléfonos móviles, numerosas compañías optaron por arriesgarse a fabricar diferentes accesorios que mejorasen la experiencia del gran público. Un sinfín de alternativas dónde los altavoces bluetooth terminaron por posicionarse como una de las propuestas más interesantes frente al resto. Y con propuestas como las de Energy Sistem no era para menos.

Desde su llegada al mercado estos altavoces no han parado de recibir mejoras, siendo hasta ahora pequeñas diferencias como un mejor sonido o alguna pequeña característica quienes marcaban la diferencia entre unos u otros. Una tendencia continuista que los alicantinos han decidido romper con sus Frame Speakers, una combinación entre sistema de audio y arte que ha conseguido dejarnos boquiabiertos. ¡Vamos con la review!

Embalaje y accesorios

No os vamos a engañar, el embalaje es grande… muy grande. Pero hay que tener en cuenta que en su interior tenemos un altavoz del tamaño de un cuadro, y eso hace que sea necesario una caja de grandes dimensiones, así como diferentes protecciones que eviten cualquier tipo de daño durante el transporte antes de que llegue a nuestras manos.

Hablamos de una caja color verde dónde, entre otras cosas, se puede apreciar cuál de los tres diseños disponibles hemos recibido y parte de sus características. En su interior, predomina un corcho blanco que se encarga de proteger nuestro dispositivo de cualquier inconveniente.

Una vez retirado el altavoz, nos encontramos con una serie de accesorios que su fabricante incluye para hacer aún mejor la experiencia a sus compradores; encontrando un mando a distancia para controlar el altavoz sin necesidad de tocarlo, un cable bastante más largo de lo normal que nos permitirá cargarlo cómodamente y diferentes manuales de instrucciones.

Especificaciones técnicas

  • Dos altavoces de medios 10W + uno de graves 30W
  • Respuesta en frecuencia 85Hz – 16KHz
  • Bluetooth 5.0 y radio FM
  • Posibilidad de utilizar tarjetas microSD y memorias USB
  • Batería de 4.400 mAh
  • Dimensiones de 471 x 371 x 55mm y 3.140 gramos de peso

Diseño

No estamos ante un altavoz convencional, y eso hay que tenerlo muy en cuenta desde el momento que tenemos su caja entre las manos. Se trata de un producto que esconde todo su potencial bajo un cuadro como el que la mayoría tenemos colgado en la pared de nuestras casas, siendo este uno de sus principales atractivos.

Son tres los diseños que han salido al mercado, estando cada uno de ellos pintado por un artista diferente del panorama nacional. En nuestro caso, recibimos el modelo Forest dónde se retrata un paisaje natural; aunque existen otras dos opciones llamadas East Beach y Flamingo capaces de adaptarse a los gustos y necesidades de casi cualquier usuario.

Más allá de su lienzo de tela dónde está impreso el diseño en cuestión y el marco de madera que rodea a éste, tenemos otros elementos que nos recuerdan el producto real tras esta pequeña obra de arte. Realmente es un altavoz, y aunque el trabajo realizado para ocultarlo es exquisito, aún existen algunos aspectos capaces de recordárnoslo.

El sistema que se encarga de ofrecernos un sonido increíble intenta ocultarse al máximo bajo su lienzo de tela, aunque éste no sería tan bueno su una pequeña abertura en su margen derecho o algunos agujeros en su parte trasera.

Por último, es importante mencionar que tampoco echamos en falta un completo panel con botones y diferentes conexiones en su lado izquierdo, infrarrojos para utilizar su mando a distancia en el margen inferior y las sujeciones para anclarlo a la pared en en su espalda. Una combinación que, como resultado, ofrece un equilibrio perfecto entre obra de arte y sonido exquisito de la que venimos hablando desde el principio.

Sonido

Teniendo en cuenta todo lo anterior, era de esperar que este altavoz de Energy Sistem no hubiese escatimado a la hora de ofrecer el mejor sonido. Y la realidad es que no es necesario probarlo durante demasiado tiempo para comprobar cómo, efectivamente, se nota la experiencia de los alicantinos a la hora de ofrecer el mejor sonido del mercado.

Las limitaciones de este dispositivo son prácticamente inexistentes. Durante el tiempo que hemos tenido la oportunidad de probarlo, hemos podido ver como el sonido ofrecido era capaz de rozar lo exquisito, deleitándonos en todo momento con un equilibrio perfecto entre bajos y graves no muy común en los altavoces que se comercializan hoy en día.

Algo muy interesante es que ese equilibrio casi perfecto no llegaba a romperse nunca, incluso en aquellos momentos dónde el volumen estaba al máximo. Un sonido que, por cierto, no se quedaba corto en potencia, pudiendo incluso transportarte a un concierto en su nivel más alto.

Otro aspecto a tener en cuenta es la precisión de su sincronización. Al contrario que muchos otros altavoces del mercado, éste no ofrece ningún retardo en la transmisión del sonido, haciendo que ver una película no se termine convirtiendo en una odisea dónde el audio está descoordinado.

No han escatimado en calidad, y pese a poner el foco en vendernos su diseño diferencial como uno de sus principales atractivos, con sólo probarlo unas horas consigues darte cuenta que ofreciendo un sonido increíble tampoco han querido quedarse atrás.

Batería

Es cierto que este dispositivo no está pensado para llevarlo con nosotros a cualquier lugar, sino a dejarlo colgarlo de una pared durante largos periodos de tiempo. Un concepto que, al menos en un primer momento, nos lleva a valorar si una batería en su interior es realmente necesaria; aunque en la práctica tiene mucho más sentido.

Energy Sistem ha decidido incluir nada menos que una batería con 4.400 mAh en el interior de este curioso altavoz, y los motivos son dos. El primero es facilitar su instalación en lugares dónde no tenemos un enchufe cerca, y el segundo un esfuerzo por evitar ensuciar el espacio dónde se coloque con un cable permanente para alimentarlo. Y la decisión no podía ser más acercada.

Respecto a su autonomía, debemos admitir que cumple sobradamente. Para ser exactos, una sola carga es capaz de ofrecer en torno a 17 horas de uso continuado a gran volumen; una duración extraordinaria que será incluso mejor en usos no tan extendidos y con un nivel de sonido inferior.

Eso sí, para cargarlo será necesario armarte de paciencia. Rellenar su batería del 0 al 100% lleva en torno a 7 horas aproximadamente, algo de esperar si tenemos en cuenta que carece de tecnología alguna para carga rápida. Eso sí, nada nos impedirá seguir utilizando mientras carga, y más en nuestro caso al recurrir a una powerbank para realizar dicho proceso.

Conclusiones, disponibilidad y precio

Energy Frame Speakers

8.6

Embalaje

8.0/10

Diseño

9.0/10

Sonido

8.5/10

Autonomía

9.0/10

Pros

  • Diseño diferencial
  • Sonido exquisito
  • Batería de larga duración

Contras

  • Sin adaptador a la corriente

Borja Vivas

Entusiasta de la informática, luchando por hacerse un hueco en la red poniendo en marcha todos los proyectos que había pensado durante años. ¡Voy a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *